miércoles, 4 de julio de 2012

¿Qué significa el término "Internet de las cosas"?


¿Qué es el Internet de las cosas?

La conectividad está en todos los lugares, es móvil y dentro de pocos años estará disponible en cualquier objeto que sea susceptible de almacenar datos importantes.
El Internet de las cosas consiste en que los objetos cotidianos que nos rodean puedan gestionar información y compartirla con los seres humanos y con otros dispositivos. En un sentido más técnico, consiste en la integración de sensores y dispositivos en objetos como puede ser una mesa, un espejo, perchas, o un frigorífico, y que pueden interpretar esos datos para una toma de decisiones posterior.
Ya tenemos mucho ejemplos en la actualidad donde los objetos tienen su propia historia almacenada. Imaginad un coche que guardara dentro de su memoria todos los viajes en kilómetros que hemos realizado, paradas, o averías, imaginad que se conectara mediante Google Maps para llevarte a cualquier destino desconocido o pudieran comunicarse entre si para evitar colisiones. Empresas de automoción ya están realizando pruebas de este tipo con prototipos en fase de desarrollo.

¿Por qué la importancia del Internet de las Cosas?
La idea de un contínuo de dispositivos conectados entre si mediante wifi, bluetooth, sensores, etiquetas o chips es algo que ha generado mucho hype en los últimos años. Los avances de ciencias como la biotecnología, la informática o la robótica permitirán que en los próximos años dispongamos de objetos superpotentes en nuestro hogar que nos harán la vida más sencilla y permitirán realizar cosas inimaginables en la actualidad.
Las posibilidades son infinitas, podremos comprar, leer o escuchar música desde la nevera, tu lavadora te mandará un mensaje de aviso cuando tenga una averia o se activará cuando lo crea necesario o podremos acceder desde la pizarra del aula a información y material educativo de cientos de universidades. Algunos de estos avances tecnológicos ya existen pero son solo un ejemplo de lo que se puede llegar a alcanzar en los próximos años. Los objetos también empezarán a hacer sugerencias y propuestas a los seres humanos gracias a que podrán procesar datos en sus memorias para descubrir patrones y anomalías.


Opinando libremente

Mientras muchos piensan que ya estamos inmersos en el Internet de las Cosas gracias a avances como los teléfonos y televisores inteligentes, la realidad es que los verdaderos avances están a la vuelta de la esquina. En una década, los dispositivos de tu casa podrán reconocerte mediante detección facial o voz, consultar la información sobre ti almacenada en la nube y sincronizarla con otros aparatos. Tal vez te suene algo muy lejano pero las posibilidades están sobre la mesa.
Los objetos se volverán inteligentes, se comunicarán entre si y nos hablarán directamente. Todos estaréis pensando ahora mismo en películas o series futuristas donde un coche negro habla con su dueño y le saca de cientos de aprietos. Tal vez la próxima revolución tecnológica se encamine hacia un lugar muy cercano donde la comunicación con objetos sea continuada.

Entrada publicada por

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada